4 maneras de enfriar el vino rápidamente

Ya está empezando a apretar el calor y estamos entrando en fases de la cuarentena, en las que podemos tener un poco más de vida social. No todo el mundo tiene una vinoteca en casa para poder conservar los vinos en la temperatura correcta de conservación ni de consumo.

Te vamos a contar 4 maneras de enfriar de forma rápida un vino:

Opciones si necesitas enfriar el vino rápidamente:

Congelador

Si estás en casa puedes envolver la botella con un paño mojado y meterla en el congelador y en unos 10 minutos ya tienes la botella bien fresquita.

Pero no te olvides de ella. ¿Quién no ha tenido alguna vez un granizado de vino? Para vinos delicados como: cavas, champanes y espumosos hechos por el método tradicional no es recomendable este método, ya que el cambio tan brusco de temperatura altera las características organolépticas.

Cubitera

No tiene que ser especialmente refinada pero todo depende de la ocasión, en una barbacoa con los amigos con un barreño lleno de hielo y agua nos sobra, pero para una cena romántica con nuestra pareja, hay que currárselo un poco.

El truco está en utilizar hielo picado, agua fría y sal; hay que asegurarse que la botella esté completamente sumergida, así hay más superficie en contacto con el agua y el intercambio térmico es más rápido. En unos 15 minutos la botella se habrá enfriado.

Uvas congeladas

Ok, este método requiere un poco de planificación, si el vino no está demasiado caliente, puedes echar un par de uvas congeladas en la copa. Esta opción tiene la ventaja con respecto a la siguiente opción que no diluirá el vino.

Cubitos de hielo

"Vade reto Satana"

"Apártate, Satanás"

Este es sin dudas el método mas controvertido. Es una opción muy rápida de enfriar el vino, pero el hielo se derretirá y va a aguar el vino.

Cada uno con su vino puede hacer lo que quiera y con un rosado o un blanco suave...lo hemos visto hacer en bares y en fiestas, pero para un champán o un espumoso método Champenoise, PROHIBIDO.

Las temperaturas de servicio para los diferentes tipos de vino

Vinos blancos

Los blancos con poco cuerpo deberían servirse idealmente fríos, entre 7-10 ̊ C, mientras que los que tienen un poco más de cuerpo pueden servirse ligeramente menos fríos, en 10-13 ̊ C.

Los vinos espumosos deben servirse bien fríos, y la "Union des Maisons de Champagne" recomienda servirlos entre 6-9 ̊ C.

Tintos

"Contrariamente a la creencia popular, los vinos tintos pueden beneficiarse de estar ligeramente fríos."

Matt Walls

Al igual que los vinos blancos, a menor cuerpo menos temperatura y a mayor cuerpo más temperatura, pero nunca pasaremos de los 18º, porque entonces si que tendríamos un caldo.

Por ejemplo, el Cabernet Sauvignon lo podemos enfriar un pelín para que cuando lo sirvamos no esté demasiado caliente.

Vinos Leyenda Negra Copyright © 2020 All Rights Reserved
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram