Fiesta de vino y queso. Diversión y comodidad a la par.

Una idea divertida para una fiesta sencilla y fácil es el vino y el queso. Piensa en ello como una cena con una preparación y limpieza relativamente fácil. Reconozcámoslo, a todos nos gusta cenar con amigos, ya sea en casa o fuera. A nadie le gusta comer solo y compartir el tiempo con los amigos es saludable y mejora las relaciones… ¡sin mencionar la diversión! La mayoría de los «bebedores sociales» prefieren un vino fácil de beber a los tradicionales cócteles de alcohol. Si queréis complacer a todo el mundo… ¡incluso hay tener algo de cerveza disponible!

Mucha gente considera que la preparación de una cena consume mucho tiempo y es desalentador, por lo que no tienen tantas reuniones como les gustaría. Una simple fiesta de vino y queso puede crear un ambiente muy relajado y cómodo para disfrutar de la compañía de tus amigos.

Básicamente, todo lo que necesitas son copas de vino, algunos platos pequeños, servilletas de cóctel y estás listo. No necesitas un gran surtido de copas de vino, sólo unas para el vino tinto y otras para el blanco. De la misma manera, no necesitas una colección de platos… sólo algunos platos pequeños serán suficientes. Servilletas… vaya a su tienda preferida y consiga algunas servilletas de cóctel pequeñas y elegantes para la ocasión.

Si desea añadir un poco de estilo, utilice velas de té o pequeñas velas para crear un ambiente. La música ligera contribuye a crear un ambiente divertido.

Ahora la parte más importante… ¡el vino y el queso!

Simplemente puedes comprar sus vinos tintos y blancos secos favoritos y un tinto o blanco dulce para completar la selección y cubrir los gustos de todos. Servirlos con quesos surtidos como el suizo, Brie, Cheddar, Azul, Gouda y por supuesto un Manchego. También hay una variedad de quesos «untables» y quesos cremosos con sabor que pueden añadir diferentes sabores y texturas. Un racimo de uvas frescas agrega personalidad y sabor a la presentación. Galletas surtidas y pan crujiente completan «la comida». Otra opción es añadir una selección de embutido en rodajas a la tabla de quesos. Un pequeño bol de aceitunas variadas es otro buen toque.

[optin-cat id=4325]

Nota… sin mucha dificultad  puedes conseguir una buena botella de vino de calidad por 10€ o menos. También… según mi experiencia… los invitados se ofrecerán a traer una botella de su vino favorito para compartir con todos, lo que añade más variedad y personalidad a la selección.

El vino y el queso de la misma región tienden a ir bien juntos, pero no significa que tenga que servir un vino francés con un queso francés o suizo con suizo. A mí lo que más me gusta es probar varios vinos y quesos nuevos.

Algunas sugerencias…

Camembert con Chenin Blanc o Cabernet

Brie con Merlot, Espumoso un Jerez dulce

Roquefort con Oporto Tawny

Cheddar fuerte con Cabernet, Sauvignon Blanc que es un vino fácil de beber

Queso italiano con Chianti

Muenster con Beaujolais o Zinfandel

Suizo con Gewurztraminer

Espero haberte convencido de que una reunión muy cómoda y agradable se puede lograr con un poco de esfuerzo y no un gran gasto… y… ¡no tendrás muchos platos sucios que limpiar!